La economía de Yucatán crece por encima de la media nacional

La Población Económicamente Activa (PEA) en Yucatán al primer trimestre del presente año es de poco más de la mitad de la población, es decir, 1 millón 196 mil 624 habitantes que están en la dinámica de crecimiento y desarrollo.

De acuerdo con información del INEGI y de datos propios del Gobierno del Estado, analizado por la consultoría Alternativas y Soluciones Múltiples del Sureste, al mes de julio, 64 nuevas empresas abrieron sus puertas en la entidad, lo que permite un acumulado de 21 mil 204 empresas en lo que va de esta gestión administrativa.

Al revisar este análisis, Esaú Garza de Vega, director Ejecutivo de Desarrollo Industrial Emergente Peninsular, señaló que Yucatán sigue a la vanguardia. Por ejemplo, hasta el mes de agosto, 9 mil 539 empleos nuevos fueron generados, haciendo un total acumulado de 407 mil 221 y tan solo en el mes de agosto se abrieron 5 mil nuevos plazas de empleo formal.

Los indicadores económicos son buenos para Yucatán, añadió. Hay una expectativa de crecimiento importante. Más de 195 proyectos de inversión con un monto de inversión de 101 mil 230 millones de pesos, y una generación de 125 mil 800 empleos y más de 143 mil 900 empleos indirectos proyectados.

Lo que se conoce como el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) aumentó 0.8% en este primer trimestre respecto al mismo período del 2021 y la actividad industrial también 0.8% en el mes de junio respecto al mes de mayo, destacando la industria de la generación y transformación de energía como la más importante por su actividad.

De hecho, la industria manufacturera creció 1.0% respecto al mismo mes del año anterior y la industria de generación de agua, gas y electricidad 15.8%, con respecto al mismo mes del año anterior, ocupando el sexto lugar nacional y por encima del promedio nacional de 2.2%.

Explicó que otro indicador importante que muestra que Yucatán va hacia arriba es que la tasa de ocupación subió 1.0% en relación con el mismo período de julio del año pasado, quedando en segundo lugar nacional (98.8%), superior al promedio nacional de 96.7%).

Los indicadores macroeconómicos estatales, que tienen que ver con el comercio exterior y la inversión extranjera, con cifras preliminares y del II trimestre del presente año, muestran que las exportaciones fueron por 125 millones de dólares y las importaciones por 220 millones de dólares, con un déficit de -95.72, destacando las exportaciones de los sectores pecuario, maquinarias y equipos industriales, textil y joyería.

Mientras tanto, la inversión extranjera directa (IED) fue de 415.5 millones de dólares. Para el II trimestre del 2022 el valor del IED fue de 283.2 millones de dólares, cifra mayor a la obtenida en el primer trimestre del 2022 (131.6), teniendo una variación porcentual de 1333% respecto al mismo período de 2021.

El movimiento de contenedores en abril de 2022 fue de 13,774 teu ́s, con una variación del 7.7% comparado con el mismo período de 2021, de los cuales 7,227 correspondió a exportaciones y 6,547 a importaciones

Para abril de 2022, la inflación en Mérida fue de 8.4%, y a nivel nacional este mismo indicador fue de 7.7%.

En torno al indicador de ingreso al por menor nacional fue de 5.6% promedio nacional, mientras que en Mérida fue de 6.8% con respecto al año anterior. Y el ingreso al por mayor nacional fue de 8.3% en promedio, en tanto en Mérida fue de 11.2%.

Otro dato interesante fue el empleo. La tasa de desocupación nacional fue de 2.7%, mientras que la tasa de Yucatán es de 0.8%, es decir, se ubica por debajo de ese nivel.

Asimismo, la producción industrial tuvo un crecimiento porcentual de 10.5%, con respecto al mismo período del año anterior, según las cifras de enero de este año.

La tasa neta de participación económica del segundo trimestre del 2022, fue de 58.7% la cifra nacional y la de Yucatán fue de 65.7, favorable para la entidad. Este indicador mide la proporción de la población mayor de 15 año de edad que está disponible para la actividad económica.

Aunque no es nada nuevo, en Yucatán hay una línea directriz de inversiones estratégicas que incluye la ampliación del puerto de altura de Progreso, de 4 mil millones de pesos del sector privado, el polo tecnológico del bienestar, que viene a sustituir las Zonas Económicas Especiales, con nueva forma jurídica y mejores incentivos para un entorno de negocio ideal.

La reubicación del aeropuerto Internacional de Mérida, con una inversión privada de 10 mil millones de pesos y el Estadio Sostenible.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en telegram
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Otros artículos que te pueden interesar